El golpe blando en Brasil

Lo que esta ocurriendo en Brasil es un golpe de Estado blando, una vez más la burguesía, arropada como senadores y políticos, demuestran como importan más sus intereses personale y políticos, que los intereses del pueblo brasileño. Dilma Rousseff no es corrupta, y lo ha dicho a la cadena multinacional TeleSUR que nunca le han probado que ha robado ni un centavo. En cambio quienes le acusan y la apartan del gobierno son corruptos y muchos de ellos son analizados por corruptos.  Es penoso lo que esta pasando en un país que llegó a ser la séptima economía del mundo con Lula y Rousseff. Dilma llega por el voto popular de millones de brasileños por lo cual una minoría no puede destituirla como jefa de Estado.