El regreso del lobo

He vuelto hoy para expresar mi palabra, después de tanto tiempo, en este mundo de contraseñas, que funcionan como llaves para entrar a todos los lugares donde tenemos nuestros correos, páginas personales y cuentas para publicar nuestras ediciones periodísticas. Confieso que la había perdido, y es que después de los 40 la memoria te juega malas pasadas, pero aquí estoy de nuevo para expresarme libremente y les juro que no les fallaré. Gracias a todos por leerme.

Anuncios